EDITH CRAIG

Edith Craig (1869-1947) era hija de la actriz Ellen Terry y de Edward Godwin. Siguió a su madre en la profesión teatral, primero como actriz y más adelante como directora, productora y diseñadora de vestuario. De ella fue el nombre artístico Craig, que después su hermano menor Edward también adoptaría. Desde 1911 dirigió unas 150 obras de teatro para la sociedad de teatro vanguardista Pioneers Players, compañía que «hizo más para la vanguardia teatral que cualquier otro grupo de teatro». También trabajó en los teatros de la periferia como el Everyman Theatre, en Hampstead.

Sus innovadores diseños de escena y sus nuevas teorías que priorizaban la visión de la dirección sobre las palabras del autor o autora y la interpretación de la actriz o el actor tienen un lugar indiscutible en la historia del teatro.

Bernard Shaw llegó a afirmar que era la directora más grande de su tiempo. En 1931 para The Observer, Shaw afirmaba: “Miren a Edith Craig, que, bajo condiciones que frustrarían a cualquier genio frustrable, no sólo ha producido muchas obras interesantes, sino que también las ha vestido”.

Con frecuencia eclipsada en los relatos del esfuerzo teatral por su hermano menor, Edward Gordon Craig (quien tan solo dirigió 3 obras), la contribución de Edith Craig tanto al teatro como al movimiento sufragista femenino recibe una reevaluación oportuna en esta biografía meticulosamente investigada y ampliada de Katharine Cockin, que de nuevo no cuenta con una traducción al castellano: Edith Craig and the Theatres of Art

¡Qué difícil resulta completar la historia tantas veces amputada!

Para saber más sobre esta edición:

https://www.bloomsbury.com/us/edith-craig-and-the-theatres-of-art-9781472570642/

Anuncio publicitario

Jean Rosenthal

Jean Rosenthal es considerada una de las pioneras del diseño de iluminación teatral. Comenzó a especializarse en un momento en el que la iluminación de un espectáculo era manejada por el director de escena o el maestro electricista. Durante sus 33 años de carrera, logró que la diseñadora de iluminación se uniera a la dirección escénica y vestuario como miembro del equipo artístico y de producción.

Eugenia (Jean) Rosenthal nació en la ciudad de Nueva York el 16 de marzo de 1912.Después de estudiar actuación y danza en el Neighborhood Playhouse durante el año académico 1929-1930, se convirtió en asistente técnica de Martha Graham, miembro de la facultad de danza de la escuela. Este fue el comienzo de una asociación de por vida con Graham y su compañía de danza. Entre 1936 y su muerte en 1969, diseñó la iluminación de cincuenta y tres espectáculos del repertorio de la compañía. Regresó al Neighborhood Playhouse como asesora de producción durante las temporadas 1937-38 y 1940-41.

Algunas de sus principales contribuciones fueron la eliminación de las sombras mediante el uso de inundaciones de luz en el escenario y el control de ángulos y la masa de iluminación para crear contrastes sin sombras. Parte de la iluminación característica que hizo para Balanchine y el haz de luz diagonal que creó para Graham («El dedo de Dios de Martha»), se han convertido en estándares esenciales del repertorio de iluminación.

Fue diseñadora de luces para cientos de producciones, incluyendo muchas producciones de Brodway, el Ballet de la Ciudad de New York y la Ópera Metropolitana.

Varios de los diseños que creó para el New York City Ballet y la Martha Graham Dance Company todavía están en el repertorio de la compañía. Debido a que se han conservado los conceptos originales, los especiales y la ubicación de las entradas, el programa aún lleva el crédito: «Iluminación de Jean Rosenthal».

Este trabajo en papel, que incluye dibujos, tablas de conexión, hojas de enfoque y hojas de referencia se puede ver en The Lighting Archive, donde puedes acceder desde aquí:

https://thelightingarchive.org/show.php?show_id=10

Además de sus numerosos proyectos de iluminación, diseñó la escenografía de tres espectáculos de Broadway y escribió varios artículos sobre iluminación y producción técnica para revistas como Theatre Arts, Opera News, Musical America o Impulse.

A fines de la década de 1950, comenzó a desarrollar planes para un libro sobre diseño de iluminación.  Durante los primeros años de la década de los 60, Jean estuvo en constante demanda, por lo que trabajó poco en el libro. En 1968 le diagnosticaron cáncer así que en sus largas estancias en el hospital pudo finalmente dictar el material esencial que se convertiría en la base de su legado final. La magia de la luz, que ha estado agotado durante mucho tiempo, se publicó en 1972. En España debemos seguir a la espera de una traducción al castellano, pese a ser un material indispensable para entender la evolución de la iluminación escénica. Aquí tenéis el enlace a la versión inglesa:

https://www.iberlibro.com/9780316931205/Magic-Light-Craft-Career-Jean-0316931209/plp

Bronislava Fomínichna Nizhínskaya

No es sólo una imagen seleccionada para embellecer nuestro blog. Es Bronislava Nijinska, como suele ser más conocida, bailarina, coreógrafa, maestra y referente esencial en el mundo de la danza.

Hermana del bailarín Vaslav Nijinski, nació en Minsk, hoy Bielorrusia, en el seno de una familia polaca. Estuvo muy influida por las teorías coreográficas de Nijinsky y era muy similar a él en estilo y baile, compartiendo en particular su magnífico salto. Bronislava estudió con Enrico Cecchetti antes de entrar en la escuela del Ballet Imperial de San Petersburgo, por la que se graduó en 1908. Bailó en París con Diáguilev en los Ballets Rusos desde 1909 hasta 1911. En 1914 regresó a Rusia y abrió una escuela en Kíev, donde inició su actividad como coreógrafa. Más tarde, en 1921, volvió a trabajar con Diáguilev en la creación de los ballets La bella durmiente (1921, de Chaikovski), Les noces (1923, de Stravinski), Le train bleu (1924, de Milhaud) y Les biches (1924, de Poulenc).

Los años treinta fueron para Bronislava una época de gran movimiento entre diferentes compañías, países y continentes. Colaboró entre 1932 y 1935 con los Ballets Rusos de Montecarlo o La Ópera de París, y viajó a Hollywood para hacer las coreografías de la legendaria película de Max ReinhardtEl sueño de una noche de verano de Shakespeare.

Ahora la historiadora de la danza, Lynn Garafola, nos presenta la biografía de Bronislava Nijinska, tras más de 10 años de investigación. Es la primera biografía completa de Nijinska, un relato largo tiempo esperado, informativo y atractivo de una de las coreógrafas más importantes del siglo XX. Y un retrato de una artista que, aunque innovadora, inspiradora y trabajadora, se vio frustrada continuamente por fuerzas que escapaban a su control (la revolución, la guerra, el sexismo de su entorno y la inestabilidad crónica del mundo del ballet), así como por su propia personalidad intransigente.

Aquí podéis ver a Bronislava maestra (1), en la escuela y estudio que creó en Beverly Hills en 1951 y Bronislava coreógrafa (2), con la secuencia final de Sueño de una noche de verano. Toda una joya.

(1)

(2)

Para saber más: https://www.bodyballet.es/las-eternas-luchas-de-bronislava-nijinska-ballet-danza/

Lola Membrives

Lola Membrives nació en Buenos Aires en 1888, y ocupó los escenarios españoles hasta 1969, colaborando con los mayores dramaturgos de su tiempo. De padres gaditanos emigrados a Buenos Aires, sería en España donde empezaría a actuar muy joven, debutando en el Teatro Apolo de Madrid en 1904. En 1920 crea su propia compañía, ya en Argentina.

 «La Membrives», como era conocida, logró imponerse como figura emblemática del teatro tanto cómico como dramático, después de haber iniciado su carrera como tiple de zarzuelas. Siendo argentina, se convirtió en embajadora del teatro español, su repertorio de predilección no solo en Argentina, sino en América. En efecto, su compañía introdujo las tragedias de Federico García Lorca en los teatros porteños, después de haber realizado una gira con el Premio Nobel de literatura Jacinto Benavente, cuyos personajes femeninos quedan marcados por la interpretación de su actriz favorita. 

El actor Emilio Gutiérrez Caba donó  a AISGE veintinueve grabaciones entre las que podemos encontrar unos fragmentos de Bodas de sangre, obra que la actriz y empresaria estrenó el 29 de julio de 1933 en el teatro Maipo de Buenos Aires (en marzo, la había estrenado en Madrid Josefina Díaz de Artigas) y que supuso el más clamoroso éxito de Federico García Lorca hasta aquel momento. El éxito fue tan inmediato y arrollador que, cuando concluyeron las representaciones, se vio obligada a llevarla al Teatro Avenida, en la misma ciudad. En la fotografía (Archivo CDT), «La Membrives» posaba junto a Lorca con el cartel que anunciaba las primeras cien funciones.
Aquí tenéis disponible esa grabación de Bodas de sangre que nos hace viajar al pasado con la voz de Lola Membrives recitando a La Madre.

https://player.vimeo.com/video/44643766

Para más información:

https://www.teatro.es/el_foco/estas-eran-las-voces-de-bodas-de-sangre-en-1933

Blin, Fanny (2016)  Lola Membrives, embajadora del teatro español en América, RESAD Estudios teatrales nº 4. Madrid.